Respuesta a: Momentos de la Pasión ausentes.

El Arbotante – Foro Cofrade de Málaga Foros Actualidad Momentos de la Pasión ausentes. Respuesta a: Momentos de la Pasión ausentes.

#23337
Serviticus
Miembro

Cenaypaz tampoco creo que haya que elegir escenas de los evangelios canónicos frente a los apócrifos cuando cogemos lo que nos da la gana de cada uno dependiendo de lo que nos guste. Para el tema de los reyes magos no hay quien discuta que son 3 al igual que en una escena de María y sus padres nadie discutiría que hay que poner a San Joaquín y Santa Ana. Esto son ejemplos de que usamos los evangelios a nuestro gusto y antojo y podemos escoger escenas de uno y otro sin problema.

Los Reyes magos aparecen en Mateo. El nombre de los padres de la Virgen Si.

En los evangelios apócrifos no se narra la pasión de Jesús, son textos en su mayoría gnósticos que proponen a un Jesús enviado por el Logos, y sólo quien podrán gnosis podrán descubrirlo. No aportan nada a la Semana Santa católica, el único interés que tienen es conocer el sincretismo religioso que se dio entre los primeros cristianos entre la religión de Jesús adaptada a la filosofía clásica. No tiene más. Los Evangelios de la infancia son una justificación del nacimiento virginal de Jesús, para presentar a su madre como una doncella casta y elegida para su cometido por Dios desde su «milagroso nacimiento», ya que para muchos, la sexualidad femenina era  considerada vulgar y había que adornar y justificar mucho que el hijo de Dios procediera de esta.

En los Evangelios apócrifos SI se narra la pasión de Jesús (ver el Evangelio de San Pedro): http://escrituras.tripod.com/Textos/EvPedro.htm

Todos los apócrifos no son de corte gnóstico y fueron rechazado no por heréticos sino por diversas razones (cronología tardía, framentos perdidos, interpolaciones gnósticas, no se usaban en el culto, etc.) Algunos textos que hoy están dentro del canon bíblico en su momento provocaban cierto recelo (Apocalipsis de San Juan) y otros que hoy día están catalogados como apócrifos, gozaron de bastante popularidad (Pastor de Hermas, Primera Carta de Clemente a los Corintios). Ni que decir tiene que muchos de estos textos sirvieron a algunos Padres de la Iglesia (por ejemplo a Orígenes) para defender la fe frente a ciertas herejías de la época. La Biblia se hace eco de libros apócrifo del Antiguo Testamento como el de la «Asunción de Moisés» en el que el cuerpo de Moisés era disputado entre el Arcángel San Miguel y satanás (pasaje inédito en el Antiguo Testamento bíblico) o el libro de Enoch. El texto en cuestión es el de la Epístola de Judas. 

Con esto no justifico la inspiración de los apócrifos, pero hay que aclarar que el término no alude a algo «falso» o «herético» sino a algo «escondido» o «secreto». Son libros que pueden edificar la curiosidad porque aporta datos que la tradición oral recoge y son equiparables a obras piadosas de los santos que sin ser inspiradas pueden contribuir a la edificación de la fe (quitando obviamente los apócrifos claramente heréticos que son los de corte gnóstico).