Respuesta a: El Guadalmedina,eterna asignatura pendiente de Málaga.

El Arbotante – Foro Cofrade de Málaga Foros Cosas de Málaga El Guadalmedina,eterna asignatura pendiente de Málaga. Respuesta a: El Guadalmedina,eterna asignatura pendiente de Málaga.

#22798
Amadeuss
Miembro

«Hay que sacar rendimiento a lo que la Naturaleza nos ha otorgado, aparte el clima.

Como primera propuesta sugiero el evento deportivo anual bajo el enunciado de Carrera Río Guadalmedina; pero como hay que internacionalizar la denominación, se promocionará como Open Running Guadalmedina River. Con este anuncio se inscribirían los de siempre: etíopes, senegaleses, marroquíes y quién sabe si australianos. La salida se daría al pie de la presa del Limosnero y la meta se establecería bajo el remozado puente de Tetuán. No sé cuantos kilómetros hay en el tramo elegido. Los corredores tendrían que sortear las ortigas, arbustos yerbajos y los poéticos brotes verdes, amén los escombros, botellas de plástico y vidrio y otros sorprendentes obstáculos que enriquecen el mobiliario del cauce.

Con una buena promoción, los espectadores que nunca faltan seguirían la prueba desde los muros del río, y con el tiempo, podría competir con el descenso del Sella que agrupa a millares de aficionados asturianos e incluso extranjeros.

Más aprovechamientos
El cauce es un lugar ideal para la celebración de uno de esos conciertos multitudinarios que cada año se montan en diversas ciudades del mundo. Un programa compuesto de la Banda Jockey's Lanch, The First White, las orquestas The Cabron's Boys, Mangurrinos of Very Weel, The Round Navel, The Longhair's Kansas y otros artistas y grupos de fama mundial, abarrotaría la zona acotada; el escenario se instalaría a la altura del puente de Tetuán y hasta donde llegue la gente porque no hay límites.

Las agencias de viajes programarían para los cruceristas que llegan a Málaga por vía marítima visitas al río más seco del Sur de Europa, encargándose los guías de contar las riadas, los muertos, los destrozos, el naufragio de la Gneisenau y el puente que donó el Gobierno alemán como prueba de agradecimiento a Málaga por su generosidad, eludiendo comentar, por no dejar mal a nadie, la muestra del feísmo de la arquitectura malagueña en fase de descomposición del siglo pasado, representada por el antiguo edificio de Correos.

Si el Ecce Homo restaurado en Borja, desde 2012, recibe una media de 3.000 visitantes al año y ya han pasado hasta 80.000, entre los que figuran hasta japoneses, ¿por qué nuestro querido Guadalmedina no va a ser fotografiado como la Torre Eiffel de París o la Fontana de Trevi? Imitando a Borja, Sabor a Málaga promocionaría nuestros vinos con una variedad que viene como anillo al dedo: Seco Guadalmedina. El Guadalmedina, no se olvide, es una joya de la antigüedad, su existencia se remonta a Noé y el diluvio universal. Al descender las aguas se formaron los ríos, entre ellos, el Guadalmedina. Su antigüedad, pues, es mayor que la de las pirámides de Egipto.

Y para resolver el problema de las defecaciones de perros y gatos que emporcan las calles principales de la ciudad y de los barrios, como contribución al plan sostenible del monumento, habría que invitar a los propietarios de los animales de compañía a que los lleven al cauce del Guadalmedina a hacer sus necesidades, colocando en lugar bien visible avisos con el texto Cagadero Municipal para Mascota»
Fuente: La opinión de Málaga